¿Para qué sirve el diseño gráfico?

Para que sirve el Diseño Gráfico

Pocas profesiones están tan mitificadas como el diseño gráfico.

¿En tu estudio de diseño gráfico pintas y haces dibujitos? ¿Estás todo el día trabajando con el Photoshop?

Son algunas de las preguntas que, de vez en cuando, nos deja caer nuestro entorno. Y es normal. ¿La razón? Esta disciplina engloba un montón de ramas, algunas de ellas íntimamente ligadas con la ilustración.

Pero no, la mayoría no dibujamos ni pasamos el día con el Photoshop.

Al grano: ¿qué es y pará sirve el diseño gráfico?

En qué consiste el diseño gráfico

Wikipedia lo define como un arte, profesión y disciplina académica enfocada en transmitir mensajes específicos a través de la comunicación visual.

Simplificando: el diseño gráfico usa elementos visuales para transmitir un concepto o mensaje determinado a un público objetivo.

Los diseñadores a menudo nos especializamos en ciertas ramas, en mi caso: branding, editorial, publicidad y diseño web; otros compañeros se enfocan en el desarrollo de tipografías, en el apartado fotográfico o en la edición de vídeos.

Pero todos buscamos lo mismo: comunicar a través de las creatividades.

Ni pinceles, ni bolígrafos, ni Photoshop. Nuestra principal herramienta es la creatividad.


¿Para qué sirve el diseño gráfico?

Los diseñadores damos respuesta a las necesidades de las empresas.

Así se simple.

El diseño gráfico se basa en tres pilares:


Transmitir un mensaje nítido

El usuario de una página web no se detiene a evaluar el logotipo o el diseño web, pero en cuestión de segundos se forma una idea. Sabe si está a gusto navegando y si lo que ve es coherente.

Seguro que esta misma semana has entrado en una página web y la has abandonado porque “no estabas cómodo”.

Probablemente el diseño ha tenido mucho que ver en ese abandono: una pobre imagen corporativa, un diseño web inadecuado o una inexistente experiencia de usuario (UX). Y lo mismo ocurre con la publicidad tradicional.

Ese mensaje se percibe de forma inconsciente. Es responsabilidad del diseñador transmitirlo de forma clara y sin interferencias.


Marcar la diferencia con un estilo genuino

El estilo propio es otro de los objetivos del diseño gráfico.

Los clientes que contratan a un diseñador gráfico no buscan soluciones empaquetadas. Porque saben que esas alternativas universales no ponen el foco en lo importante.

El diseñador proporciona soluciones creativas. Con un sello distintivo.

En un entorno empresarial tan competitivo como el actual, el trabajo creativo y original marca la diferencia.


Caminar hacia los objetivos previstos

El diseño debe amoldarse a la empresa.

Estudiar las necesidades y adaptar el contenido gráfico para satisfacerlas es el reto más importante al que se enfrenta todo diseñador.

En el pujante entorno online, el diseño gráfico camina de la mano junto con la estrategia de marketing digital.

Aquella empresa que ofrezca productos o servicios online y desee multiplicar su alcance tendrá que integrar el diseño profesional en su estrategia global.

Ir arriba